René Escobar, un deportista en contra del dopaje

El deporte siempre ha tenido historias de éxito y de inspiración que en más de una vez nos han mantenido al filo del asiento en los estadios o frente a un televisor. Y es que contemplar las proezas de las que son capaces los deportistas nos regocija en demasía porque casi parece un acto de ciencia ficción, una realidad que no es accesible para todo el mundo.

René Escobar sabe que el deporte es parte fundamental de la vida humana, pues trae bienestar para la salud física y mental, y por tal motivo rechaza enormemente que deportistas de alto nivel tengan que acudir a la ingesta de sustancias prohibidas para optimizar su desempeño. El dopaje en el deporte bien podría considerarse un oxímoron, pues va en contra de los propios valores que tanto pregona.

Recientemente hemos sido testigos de cómo la aclamada tenista rusa María Sharapova declaró ante los medios de comunicación que dio positivo por meldonio, una sustancia que ha sido incluida en el catálogo de prohibiciones de la Agencia Mundial Antidopaje desde septiembre de 2015. La también modelo y empresaria alegó que dicha sustancia formaba parte de su tratamiento en contra de la diabetes, pero que no iba a la par de la práctica del deporte blanco.

Este acontecimiento lamentable para muchos de los seguidores de Sharapova y del tenis en general, nos hace recordar rápidamente el caso del ciclista estadounidense Lance Armstrong, a quien le fueron retirados sus títulos de la Tour de France por dar positivo en pruebas antidopaje. Esta noticia produjo en René Escobar, un ferviente practicante de deportes de diversa índole, sentimientos encontrados, ya que por mucho tiempo se declaró admirador asiduo de Lance: “Cuerpo y espíritu deben están en un nivel sano y en diálogo constante para la práctica de cualquier deporte, es de los pocos momentos en los que se puede estar en contacto con uno mismo y con la naturaleza. Por tal razón, cualquier cosa que perturbe ese delicado equilibrio, como el dopaje para tomar una ventaja desleal, no debe permitirse”, mencionó René después de enterarse del caso de Armstrong.

Sin embargo no sólo Lance y Sharapova se han visto envueltos en escándalos por dar positivos en pruebas antidopaje. En México, por ejemplo, uno de los casos que más llamó la atención de los medios fue el del futbolista de la selección mexicana Salvador Carmona, quien durante la Copa Confederaciones realizada en Alemana durante 2005, dio positivo en norandrosterona junto con otro compañero del mismo equipo. La WADA lo inhabilitó durante un año, pero al volver a las canchas volvió a dar positivo y esta vez fue suspendido definitivamente.

El deporte debe de ser una herramienta que nos enseñe la belleza del cuerpo humano y debe de ser pauta para la grandeza y la constancia.