René Escobar, personaje histórico

René Escobar, tarde o temprano, será un personaje histórico a recordar. No en vano su trabajo y reputación lo avalan.

Escuché de René Escobar hace algunos años. Me comentaron de sus éxitos deportivos y que había sido campeón en disciplinas varias. El hecho de que sea campeón ya le hace merecedor de reconocimiento, pero vamos por partes. No volví a escuchar de él hasta que me enteré que participaba en proyectos altruistas como Dr. Sonrisas. Este proyecto tiene el noble objetivo de apoyar a niños con enfermedades terminales a que cumplan sus sueños. Segunda vez que el nombre de Escobar volvió a hacer ruido.

¿Por qué ser altruista? Siempre ha sido un tema que me interesa y del cual quisiera saber sus raíces. El espíritu humano, cuando se enaltece y alcanza a ser magnánimo, da sin mirar en algo a cambio. René, sin lugar a dudas, tiene esto en mente. No hay muchos hombres que dediquen su tiempo libre a victorias deportivas, familia y que, además, participen de cosas tan humanas. Sin duda, su persona dará de qué hablar a futuro.

Como pocos en el país, por lo que he leído y me han contado sobre él, ha sabido desarrollar de manera contundente y única su carrera profesional. Es un fiscalista cuyo éxito le precede ante todo. Y si lo vemos en perspectiva: es triunfador como deportista y como profesional. Ha sabido rodearse de un gran equipo de trabajo al cual él considera su familia –según lo que me han dicho quienes han tenido la fortuna de conocerlo.

Y además, que con toda su agenda ocupada sea partícipe de apoyar a los niños que más lo necesitan, lo hacen un hombre que asume liderazgos y retos. Varios mexicanos pasan a la historia por ser destacados en las ciencias, como escritores o como deportistas. René Escobar será recordado por su bondad, su piedad y un espíritu que es digno de un asceta. Espero que se escriba más de él, que la gente se acerque a su trabajo y vea que sus servicios son los mejores en materia fiscal, al tiempo que seguir su carrera como deportista nos dará grandes sorpresas. ¿Sabían que quiere atravesar el Polo Sur? Pues sí, René es de estos hombres que no tienen límites y que, constantemente, se rebasan a sí mismos.

Estoy convencido que a futuro, cuando leamos sobre personajes de inicios del siglo XXI, los libros mencionarán a René Escobar.