Tipos de locales para restaurantes y bares

Hay muchas personas que piensan que los restaurantes y bares son los mejores negocios que pueden poner. Y la verdad, no los culpo. Si tienes una buena idea y una buena localización, ya tienes todo lo que necesitas para comenzar a tener éxito. Aparte, los negocios siempre son una buena forma de dejar de pensar en el trabajo que no nos gusta. Así pues, yo apoyaría a cualquier persona que dijera que quiere poner un restaurante, siempre y cuando tenga una buena idea de lo que quiere poner, porque si no, de cualquier forma, estará destinado al fracaso. Aquí les comparto los restaurantes más comunes y exitosos que hay.

  1. Algo que a todo mundo le gustan son los pubs o las tabernas. Son lugares tranquilos, relajados, con buen ambiente, ideal para salir un viernes a olvidarse del resto del mundo. Nunca han pasado, ni creo que pasen, de moda, ya que son excelentes lugares para relajarse por completo y disfrutar unas buenas bebidas. Los menús no suelen ser muy complicados, al menos en el aspecto del alimento, y la bebida que más se suele encontrar en este lugar, es la cerveza. Actualmente, cada vez se ve más seguido el concepto de cerveza artesanal en estos lugares, por lo que te recomendaría seguir la moda y no sólo venderla, sino hacer tu propia marca de cerveza.
  2. Una cosa que debemos agradecer a los franceses, aunque no nos guste nada, son los restaurantes finos. Cuando la Revolución francesa terminó, muchos aristócratas se vieron en problemas, ya que no tenían suficiente dinero y eran constantemente acosados por su posición. Una de las medidas que tomaron fue despedir a personal, entre los que destacaban los chefs. Decididos a no morir de hambre, los chefs decidieron comenzar a abrir lugares donde sirvieran la cena con un estilo completamente diferente, que incluyera vajillas elegantes y manteles, pero estos lugares, en un inicio, sólo eran accesibles para los de alta sociedad. Luego, se difundió por el mundo y cada vez más personas tienen la oportunidad de visitar este tipo de restaurantes, a pesar de no ser igual de pudientes que la alta sociedad francesa.
  3. Ahora hablemos de algo que nos gusta mucho para pasar una buena tarde de sábado: los cafés. Estos lugares no te llevan tu comida a la mesa, al menos, originalmente. Ahora se puede ver cualquier cosa en cualquier momento. Pero sí, originalmente, esta idea surge en Francia, para variar, y se conoce por ser un lugar al que vas a estar sin prisa y que tiene una atmósfera muy casual. Igualmente, no es difícil ver sus mesas en las terrazas, que son especialmente relacionadas con Europa. Se parecen mucho al concepto de bistró, pero existe un punto que es diferente, especialmente que en este último, hay la posibilidad de comer una comida completa, mientras que en los cafés no.
  4. Finalmente, hay que hablar de los carros de comida, también conocidos como food trucks. SI bien, en México no es ninguna novedad que haya carritos vendiendo comida, esta versión es una “mejorada”, por decirlo de alguna forma, de los que se ponen en diferentes esquinas a vender hot dogs y hamburguesas. Suelen atraer bastante la atención y requieren mucho menos capital inicial que los restaurantes que ya mencionamos anteriormente. Así pues, el menú tampoco es muy complicado, por lo que no tendrías que gastar en tanta materia prima, y tampoco en personal, pues no tendrías que contratar a muchos meseros y baristas. En cambio, tienes la ventaja de poderte acercar a tu comprador, en lugar de esperar a que él se acerque a ti.